FLUIR Nº3


LA MARCA ESPAÑA EN 9 PASOS

 

  Hemos pasado de ser una Marca, la Marca España, a quedar para ser enmarcados. Hasta lo  prometido es deuda y estrujados acabaremos convirtiéndonos en aceites esenciales de lo que un día fuimos.

 

a

La Marca España

La marca España. ©Juan Carlos Pareja

a

Dicen que la Marca España está afectada, debilitada, NO, la marca España ha quedado hecha unos zorros a la que los zorros se la han ido puliendo como antiguamente se raspaban las monedas de oro y de plata.

Analizamos en 9 pasos qué nos hizo marca y los desagües por los que se fue el esplendor.

1. El toro. La fiesta nacional dormita en algún sitio entre los éxitos de Georgie Damm y otros Kitschs patrios. Los toros han quedado en un gag de La Parodia Nacional cual sevillana desubicada con la llegada de la tele de plasma. Soplan otras sensibilidades, tanto que el toro de las carreteras ya ha recibido solicitudes de Dallas, en Estados Unidos, y de la capital danesa para dar el salto a otras tierras. No es emigración es movilidad exterior.

2. El sol y la fiesta. Solíamos ser diferentes, excitantes… hoy Expaña triunfa como decorado del Gandía Shore, sobre-edificada en la costa y predecible, los extranjeros vienen a volar desde el 4º piso de su habitación de hotel. El sol, por su parte, va a pasar a la plantilla de Iberdrola, empezarán por cobrar por los paneles solares y en el horizonte se pueden oler  futuribles tasas a los disfrutadores del sol en la playa o en la montaña, el solímetro. Tú lo tomas y nosotros te tomamos el pelo.

3. La tortilla española. Mala sea la estampa de la huevina y sus proscriptores. La española racial queda para la clandestinidad del hogar y  nace en lo público la tortilla de bote o tortilla de Bruselas y todo es silencio alrededor.

a

huevo1

Tortilla Ultra-pasteurizada, Health and Safety desbocado.

a

4. El aceite y las frutas y verduras. Bruselas retira el plan que prohibiría las aceiteras rellenables ante la queja de muchos países. En España se aplicará como Ley Nacional con total desprecio al medio ambiente, a los artesanos y a los que decimos NO al aceite de serie. Mientras, el producto de altísima calidad que se produce seguirá malvendiéndose por debajo de su coste, a granel, a otros países como Italia. En el caso de las frutas y las verduras baste decir que pagamos hasta 7 veces más por ellas que lo se le paga al productor, entre portes, mermas, abaratamientos esto, unido a la crisis económica que ya afecta de por sí a todos los sectores productivos, está haciendo que esta industria esté atravesando los peores momentos de su historia y se prevea su desaparición.

5. La hostelería. Tiene que venir el amigo yanqui a montar un EuroVerzas, shopping-gambling-drugging-whoring-moneyLaundering para enseñarnos a gestionar bares, hoteles y restaurantes. Lo aprendido es que hay que prometer inversiones millonarias para obtener terrenos gratuitos, exenciones de impuestos y de regalo, una lobotomía para el Consejero de Sanidad de Madrid que acabará viendo la necesidad de fumar si prometes crear trabajo basura. Luego ya veremos si después de prometer…

a

Eurovegas (1)

a

6. Más marca España, la investigación y la ciencia. Colapsada. Tuvimos la gran oportunidad de ser el referente en ciencia e investigación. Teníamos los profesionales, el talento y las instalaciones pero a pesar de su reconocimiento se nos rompió el amor. Se apostó por la mediocridad, la ignorancia y por un modelo económico obsoleto que ya no aspira a la competitividad si no que, vulnerable a todo tipo de contingencias económicas y políticas, se contenta con las miguitas que caen de la mesa de los mayores. Ahora, convertidos en la China europea por nuestros amigos de casa, con salarios cada vez más bajos y condiciones laborales más agresivas exportamos mucho porque somos baratos y vivimos de pasearnos por Bruselas y Berlín con la mano abierta, a pleno tiro de quien quiera aprovecharse del desmantelamiento.

7. El Arte, marca España, indiscutible. Una alcaldesa-comisaria-de-arte-improvisada del partido alternante en la ignominia dice al pintor Toño Velasco (Colectivo Fundición Príncipe de Asturias) que retire su obra de una exposición. ¿Qué culpa tendrá el arte de que a Bárcenas no lo quieran ni en pintura cuando él dice estar tan ligado a la compra-venta de obras?. Al hilo de esto han ido surgiendo más artistas que demuestran haber sufrido presiones sobre su ejercicio de la libertad de expresión por parte de los cosos y las cosas, leáse ése tipo de gente que como no se sabe para qué sirve se les apaña un puesto en el Ayuntamiento. Por lo demás, el arte contemporáneo busca piso en el extranjero, nada nuevo.

a

barcenas

Ensayo sobre la burla. Bárcenas. ©Toño Velasco

a

8. Política. Había esperanza, España amaneció allá por el 75 como un país joven que tenía toda la vida por delante pero lo volvimos a hacer, de los escándalos de los 80 a los de los 90 y el goteo no cesa. El «Súmate al cambio» del 2011 se tradujo en «Súmate al cambio, que con los billetes me quedo yo». Dice Kiko Veneno que la mafia española es más perfecta que la italiana porque aquí no necesitan ni matar y es que, tantos los Duques de Lerma de entonces como los Bárcenas de ahora pasando por esa no-entidad de presidente equivocador, tienen muy mal karma. Troncos, nos sobráis todos.  ¡A la calle YA! Plantemos un huerto en los escaños del Congreso y usemos el atril para recitar poesía.

9. EL deporte. Ni ciclismo, ni tenis, se impone el senderismo en un nuevo peregrinaje, el Camino de Bruselas. En ello está la Plataforma de los Afectados por la Hipoteca y como somos de premios, fue recibir el premio Ciudadano Europeo 2013 y saber que en casa les llamábamos terroristas. Pero no sintiendo la población general interés por las justas de justicia y, a la espera de más éxitos del balón se necesitaba “Pan, vino y toros” en versión contemporánea. Y ahí está, un clásico, Gibraltar. El feudalismo corporativo en el que vivimos, alimentado de gestos, ha decidido declarar la guerra fría a Gibraltar en un intento de parada de pies a la pérfida Albión y a los punkies de la roca. Cierto es que no están en el Tratado de Schengen y por lo tanto se les podría cobrar por entrar y salir y no se hace, que su aeropuerto está en territorio español, que el tráfico de tabaco es escandaloso y que se han pillado la parte ancha del muro pero lo de no dejar faenar a los pescadores gaditanos tirando bloques de hormigón con pinchos, eso ya lo veo muy decadente aún con el tirón que tiene el punkismo en mí. El caso es que el tema  ha encendido al imaginario colectivo al grito de «Gibraltar, español». Galtieri, allá donde esté, confiará en que nosotros acabemos algún día en Gibraltar lo que él no pudo en Las Malvinas.

a

Gibraltar. © Jose Luis y su guitarra

aa

En definitiva, no fluimos nada. Somos un estanque de país pendiente de que alguien nos eche un pez para luego inflarlo y venderlo por partes. Estamos más estancaos que el agua del cubo de fregar.

Personalmente, escucho a mi amigo Carlos Bardón y desde su sabiduría budista-sicológica transpersonal me invita al desapego, a interiorizar lo que de impermanente tiene todo y a centrarme en la aceptación. Al final, me temo que eso es precisamente la Marca España.

Fluires previos:

FLUIR Nº1

FLUIR Nº2

 

Bookmark and Share



6 Responses to “FLUIR Nº3”

  1. Bueno Virginia, me ha encantado el enfoque del artículo. Me lo he pasado muy bien-mal leyéndolo pero, lo que no tiene nombre es lo del nota «José Luis y su guitarra» que dios lo tenga en su gloria.
    No se que pensar, si llamar a Carlos Bardón para que me desapegue o directamente pasar de todo y todos y echarme al monte como en la foto de «la escuela alternativa».
    En fins… mira que no se que hacer porque la gente dormita.
    MUCHAS GRACIAS por este, que es un pedazo de FLUIR.
    Un beso.

  2. Octavio dice:

    Estupendo artículo que refleja bien una cruda realidad.

    Marca España…el periódico más leído de España es el…Marca, un dato entre tantos, de porqué somos un país tan alienado que no se levanta con la que nos está cayendo!!

    Saludos!!

    • Y digo yo… no podría ser que se hiciera hueco para leer el Marca con el pincho mañanero y un poco de «Biografía del silencio» de
      Pablo d’Ors, por ejemplo, a última hora y entre medias algún medio más libre, como este blog, ¿por ejemplo? ¿Porqué delimitaremos tanto los espacios mentales?…
      Igual lo que nos falta es un himno y bufandas y vuvuzelas a la venta a la puerta de las exposiciones…
      ¡Expaña tra-la-rá!

  3. Olga Baudilia Peralta dice:

    Virginia leí con atención » La marca de España en nueve pasos» y mi cabeza no podía pensar en tanto desquicio o» fluir», pero hacía un paralelo con Argentina y me decía nosotros estamos con por lo menos diecinueve pasos, mucho peor,, no quiero empezar a contar , porque seguramente terminaré con mucha tristeza, y no quiero caer en esas circunstancias y aquí estoy saliendo a la calle solo para lo necesario y esperando, porque me enseñaron que siempre hay que esperar, para que las cosas cambien aunque siempre fue cambiar para que todo siga igual o peor. Un abrazo.

Responder a Juan Carlos Pareja