MATÍAS ÁVALOS


 

DESAPRENDER

 

cerebro

espiral-01

Algo nos está haciendo desaprender. En todas las direcciones. El otro día al entrar en una glorieta, un coche se saltó el ceda el paso, tras mi insulto hice una reflexión, está desaprendiendo. Después comencé a fijarme más en el fenómeno.

espiral-02

Comprando el pan , una persona sin decirme nada, se puso delante de mí en la fila donde estaba. Fui comprensivo, pensé en que la crisis había dibujado una espiral en sentido vertical, y que por ahí caían los hábitos. Estuve observando todo, parques, ciudades, aeropuertos…, todo cambiaba. Me enteré de que en una empresa, los empleados comenzaban a pagar por trabajar (gran cambio en lo que a hábitos se refiere), cada vez veía más nítidamente la espiral.

espiral-03

Por un brazo del conjunto de elipses, se deslizaban grupos de liberales “capando” las libertades de conciencia, en una especie de desintegración ideológica.

Alguien me dio los buenos días como si me apuntase con un laser, como si se despidiera. El ir, se estaba convirtiendo en volver. Cuidado con las idas y las venidas.

Hoy mismo, una persona buena ha sido acusada de ser un diablo, de hacer magia negra mientras estaba reclamando su casa. Qué forma de desaprender tan doméstica.

Todos estamos sufriendo una gran transformación. Lo que nos merecía respeto, ahora nos lo merece menos, ya no sabemos hacer puzzles, pero sabemos deshacerlos. Cada vez estamos más envalentonados. Como los demás, caemos por la espiral y eso nos transmuta. Por ejemplo, hemos desaprendido, que ya no hay que hacer más preguntas, si no que hay que construir respuestas con materiales flexibles y orientados. Nos hacemos los tontos, pero sabemos quienes son los hijos de puta. Son cosas de esta tolva por la que todos caemos, y en la que estamos enseñando los contra-rostros. Cada uno está convirtiéndose en lo que en realidad es. En la caída, la fricción del viento arranca los maquillajes. Estamos tumbados como si no pasara nada, pero mirando de reojo el microscopio de pesadillas.

espiral-04

Desaprendemos los contratos sociales, somos los trogloditas de las tablets bufando en pantallas táctiles. Las manadas arrasan los dígitos, y ya no hacemos pie. El paisaje suelto gira dentro de un tubo, mientras la información, como si la soplara un ángel, se desmaya en tromba para que sepamos cada vez menos.

Caleidoscopio.

Y así van pasando los días, en esta continua caída hacia el desconocimiento, hacia el desaprendimiento, lo común se ha convertido en un estado fallido. Recorro una plaza, y veo a la gente tumbada al sol, en la explanada, mientras sube la angustia espiral.

espiral-05

Y así pasan los días, en este incesante caer en el que nos vamos entrecruzando, tejiendo o destejiendo alianzas, desaprendiendo la desunión, pasando de marmota a abeja. La brújula se desmonta para ofrecernos otros puntos cardinales. ¿Giramos o nos giran?, eso ya no importa.

espiral-06

 cerebro-reves

Bookmark and Share



5 Responses to “MATÍAS ÁVALOS”

  1. Gracias Matías por tu «elíptico pensamiento». Esta falsa crisis no solo intenta ahogar o hundir nuestro bolsillo, también el entendimiento. Pero al tiempo, me da la impresión de que también destila lo mejor de quien no se conforma y PIENSA y ACTÚA como nunca.

  2. Luis dice:

    La gente se expande, y yo me pregunto, p’atrás o p’alante…

  3. Qué bien dicho Matías, qué claro y por desgracia que triste, ya existen estudios de que cada día somos más estupidos que nuestros ancestros… pero no lo vemos, seguimos pensando que cada día somos más listos… no hay peor cosa que no saber que no se sabe.

  4. Olga Baudilia Peralta dice:

    Este es un tiempo de despiste, por allí anda el despistador, si parece que quiere borrar nuestro entendimiento, pero todavía hay muchos que se hacen los despistado, pero funcionan con clarividencia y actúan, con valor.

Responder a Desaprender