CAILLEBOTTE, PINTOR Y JARDINERO


 

PAISAJISTA, ARTISTA Y MECENAS

 

Caillebotte, pintor y jardinero muestra la evolución temática y estilística del pintor francés, desde sus inicios en el París moderno de Haussmann hasta su pintura de jardines, que ocupará una parte muy importante de su producción artística.

 

caillebotte, indiecolors, impresionismo, arte, pintura, exposicion, museo thyssen bormemisza

Gustave Caillebotte «Parterre de Margaritas», 1892-1893. Cuatro paneles. Óleo sob. lienzo 100×50,3 cm. cada uno

.

Conocido fundamentalmente por su papel de mecenas e impulsor del movimiento impresionista, fue hace unas décadas cuando se le otorgó el merecido reconocimiento a su labor creativa, siendo considerado actualmente como uno de los miembros destacados del grupo. Gustave Caillebotte (París, 1848 – Petit Gennevilliers, 1894), una de las figuras menos conocidas y a la vez más originales del movimiento impresionista. Esta exposición presenta un total de 65 obras procedentes de colecciones privadas y museos internacionales como el Marmottan Monet de París, el Brooklyn Museum de Nueva York y la National Gallery of Art de Washington.

Durante muchos años Caillebotte fue reconocido principalmente por su papel como patrón y defensor del movimiento impresionista. Organizó exposiciones que recogen un gran número de obras por artistas como Pissarro, Degas, Renoir, Sisley, Cézanne y Monet…

Gustave Caillebotte nació en en una familia cuya riqueza le permitió recibir una privilegiada educación. Comenzó a asistir el estudio de Léon Bonnat en 1872. Ese mismo año hizo el viaje obligatorio de estudio a Italia y en 1873 aprobó el examen de ingreso a la Escuela de Bellas Artes.

 

caillebotte, indiecolors, impresionismo, arte, pintura, exposicion, museo thyssen bormemisza

Izq. Gustave Caillebotte «Balcón, Boulevard Haussmann», 1880. Óleo sob. lienzo 69×62 cm.
Dcha. Gustave Caillebotte «El Bulevar visto desde arriba», 1880. Óleo sob. lienzo 65×54 cm.

 

A pesar de recibir una formación basada en los valores académicos tradicionales, Caillebotte reveló más interés por el arte que se separó de las normas establecidas. Sus primeras obras revelan un original contemplación de la naturaleza y la ciudad moderna. El sujeto es menos importante que las composiciones, dominadas por un alto punto de vista y perspectiva oblicua que crean un efecto de tensión.
Entre 1852 y 1870, París fue transformada por un esquema importante rediseño urbano promovido y diseñado por Napoleón III y el barón Haussmann, respectivamente. Caillebotte vivía en uno de estos nuevos barrios y experimenta la transformación de la ciudad en primera mano. A diferencia de otros artistas contemporáneos, evitó temas modernos típicos, tales como estaciones de tren,
cafeterías y concurridos lugares de ocio de la ciudad.

caillebotte, indiecolors, impresionismo, arte, pintura, exposicion, museo thyssen bormemisza

Gustave Caillebotte «Orquídeas», 1893. Óleo sob. lienzo 65,3×54 cm.

Durante muchos años Caillebotte pasó sus veranos en la casa de su familia en Yerres, una casa de estilo Neoclásico situada en un extenso jardín tipo Inglés, que él representa en numerosas ocasiones. Fue aquí donde el artista descubrió pintura al aire libre y donde experimentó el poder de la naturaleza y la intensidad de sus colores y aromas, embarcandose en lo seria un profunda dedicación a la pintura de jardines.

 

caillebotte, indiecolors, impresionismo, arte, pintura, exposicion, museo thyssen bormemisza

Gustave Caillebotte «Remero con sombrero de copa», 1878. Óleo sob. lienzo 100×117 cm.

.

Observó los quehaceres de la gente del campo y el entorno natural a lo largo del río Yerres, donde las personas disfrutaban de las actividades en el agua, tan de moda en la época, como el remo. El interés de Caillebotte en ese deporte le llevó a representar escenas de remeros de una manera muy personal, con énfasis en el ejercicio físico y una sensación de movimiento.

En la cuarta exposición impresionista de 1879, Caillebotte presentó un total de 28 lienzos pintados en Yerres. Estas obras revelan una profundo cambio en su uso del color y la elección del tema.

Tras la venta de la propiedad de la familia en Yerres, en 1881 conjuntamente Caillebotte y su hermano adquieren una propiedad en Petit Gennevilliers en las orillas del Sena donde el artista continuó centrado en la pintura de jardín con verdadera pasión.

En 1888, después de haber comprado las acciones de su hermano en la casa, Caillebotte se estableció allí permanentemente con su compañero Charlotte Berthier. Amplió gradualmente el tamaño de la hacienda mediante la compra de los terrenos adyacentes hasta que se hizo con una cantidad considerable de tierra, a la que se realizaron múltiples cambios paisajísticos, según su gusto. De todos estos cambios, el más importante fue la creación de la huerta, el jardín y la construcción de su estudio y un invernadero con calefacción en el centro. Fue aquí que pasaría la mayor parte de su tiempo a partir de ahora.

Caillebotte invirtió una gran cantidad de tiempo y esfuerzo para estudiar horticultura y para el diseño y el cuidado de su jardín, actividades reflejadas en sus pinturas. Basó su diseño para el jardín en líneas rectas que dio lugar arriates ordenados, cada una uno dedicado a un árbol de flor en particular. También introdujo los más recientes avances en la jardinería.

 

caillebotte, indiecolors, impresionismo, arte, pintura, exposicion, museo thyssen bormemisza

Gustave Caillebotte «Los girasoles, jardín de Petit Genevilles», 1885. Óleo sob. lienzo 131×105 cm.

 

Durante los últimos años de su vida en Gennevilliers, Caillebotte se centró en la pintura de los temas que más le gustaban, a saber, las flores, su jardín. Las flores que crecían fueron una fuente de inspiración para composiciones ambiciosas con las que decoró su propia casa, que fue concebida como una continuación del mundo natural exterior. El carácter íntimo de las obras de este período y su carácter distintivo es extremadamente sorprendente, como es el uso de el punto de vista elevado y la intensidad de los colores de las flores.

Este verano, cita ineludible con Caillebotte en el Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid. Del 19 de julio al 30 de octubre.

Bookmark and Share



2 Responses to “CAILLEBOTTE, PINTOR Y JARDINERO”

  1. Gustavo Caillebote, fue fiel a si mismo y a lo que amaba,la tierra y la naturaleza hecha huerta o jardín ,Su realismo interno y externo, hecho en una representación. Felicitaciones.

Deja un comentario