Forzar la máquina


 

LEE LOZANO

 

lee lozano, forzar la maquina, forzarlamaquina, leelozano, arte, indiecolors, exposicion, museo reina sofia, museoreinasofia,

 

Forzar la máquina. Lee Lozano (1930–1999) cuando comenzó su corta carrera como pintora (doce años), pasó rápidamente de la figuración a la abstracción. A pesar de sus logros como artista, Lozano es mejor conocida por sus actos de protesta que en los años 60 y desde Nueva York, cuestionó todas y cada una de las estructuras impuestas socialmente, zarandeando los presupuestos ideológicos y formales del arte, hasta consumar su retirada definitiva en 1972. Hoy su actitud sería catalogada como de “anti-sistema radical”.

 

lee lozano, forzar la maquina, forzarlamaquina, leelozano, arte, indiecolors, exposicion, museo reina sofia, museoreinasofia,

S/T, 1962. Grafito y crayón sobre papel. (47,6 X 60,5) cm

 

En tan solo esos doce años produjo una obra profundamente provocadora, impregnada del espíritu reivindicativo, libre y desenfadado que acompañó la eclosión de los movimientos civiles y antibélicos de la época. Sus pinturas y dibujos representaban cuerpos abyectos y fragmentados, sencillas herramientas de trabajo transformadas en órganos sexuales, objetos industriales sobredimensionados, formas que seguían las reglas de la progresión matemática y piezas lingüísticas que adoptaban ideas del arte minimalista y conceptual, pero que en muchos sentidos también las subvertían.

1960-1972: Doce años de actividad artística. En las primeras obras de Lozano se aprecia la influencia del lado más salvaje del “Monster Roster Group”, un colectivo de artistas que trabajaban en Chicago (Leon Golub, Nancy Spero, Westermann, Oldenburg) y que crearon una obra marcada por el lenguaje de la guerra y de la agresividad animal, un vocabulario característico de la posguerra, revestido a menudo de un estilo figurativo de carácter sexual.

 

lee lozano, forzar la maquina, forzarlamaquina, leelozano, arte, indiecolors, exposicion, museo reina sofia, museoreinasofia,

S/T, 1962. Grafito y lápiz de color sobre papel. (60,3 X 47,6) cm

 

Sus dibujos de factura infantil, realizados en crayones, carboncillo y lápices de colores, muestran un variado repertorio de objetos cotidianos (cepillos de dientes, pinzas, enchufes, cajas de fusibles, destornilladores, etc.). En sintonía con las conquistas de la vanguardia Pop, la artista se nutre de su entorno próximo, poblando sus dibujos de motivos inconexos procedentes de su estudio.

A partir de 1962, la artista incorpora a su obra aviones que se introducen en una oreja, salen de una boca o vuelan alrededor de una cabeza. Estos aviones son metáforas que representan la circulación de las ideas y la energía de la actividad creativa.

 

lee lozano, forzar la maquina, forzarlamaquina, leelozano, arte, indiecolors, exposicion, museo reina sofia, museoreinasofia,

Ream, 1964. Óleo sobre lienzo (198,1 X 243,8) cm

Para Lozano, una obra se conforma de materia o energía. La obra que es materia consiste en “una precipitación, un sedimento, las cenizas de una idea, siempre imperfecta y tarde o temprano desechable”. La irreverencia y la provocación deliberadas le sirve para revisar todas y cada una de las instituciones que pautan la conducta social: el matrimonio, la familia monógama, la academia, la religión, el negocio del sexo, las convenciones de belleza y la moral prevaleciente.

 

lee lozano, forzar la maquina, forzarlamaquina, leelozano, arte, indiecolors, exposicion, museo reina sofia, museoreinasofia,

Lee Lozano. Forzar la máquina. Vista de la sala. Museo Reina Sofía.

 

De esta época es la Subway Series (1962), que alude a la cosificación del cuerpo. Inspirados en los anuncios del metro, estos dibujos utilizan el lenguaje de la publicidad, pero el mensaje
subliminal que juega con el exceso psíquico del deseo como incitador del consumo se transforma aquí en obsceno y desvergonzado. Particularmente interesante es el dibujo de una máquina de escribir –Sin título, 1962- cuyo teclado resume la poética de Lozano a través de expresivos monosílabos y emoticonos.

El año 1964 marca un punto de inflexión en su producción. En un medio dominantemente masculino como la pintura, los motivos que centran ahora la atención de Lozano (puntas de destornillador, tuercas, grapadoras, martillos, etc.) comparten con la industria un léxico específico (productividad, agresividad y vigor varonil) que apunta a un viraje en la estrategia de la artista y en su adopción de ciertos códigos. Es indudable que Lozano conocía bien la dificultad de hacerse un hueco en un entorno hostil. Esos detalles sobredimensionados de utensilios industriales invaden ahora los primeros planos e imprimen una tensión que sobrepasa los límites del lienzo.

 

lee lozano, forzar la maquina, forzarlamaquina, leelozano, arte, indiecolors, exposicion, museo reina sofia, museoreinasofia,

S/T, 1962. Óleo sobre lienzo

.

Estos objetos de contornos definidos y ambiguos aún retienen una cierta referencia sexual, pero la frialdad de lo mecánico anuncia un giro hacia la abstracción y el minimalismo. Teniendo en cuenta los lazos de amistad que la unían en ese momento a un artista tan activo como Carl Andre, no es de extrañar que las pinturas de Lozano de 1964 recogieran algo del minimalismo de este artista, afín a las pinturas de Lozano tanto en términos de contenido como de ejecución.

 

lee lozano, forzar la maquina, forzarlamaquina, leelozano, arte, indiecolors, exposicion, museo reina sofia, museoreinasofia,

Lee Lozano. Forzar la máquina. Vista de la sala. Museo Reina Sofía.

 

lee lozano, forzar la maquina, forzarlamaquina, leelozano, arte, indiecolors, exposicion, museo reina sofia, museoreinasofia,

Lee Lozano. Forzar la máquina. Vista de la sala. Museo Reina Sofía.

 

A partir de mediados de los 60, la obra de Lozano se vuelve más abstracta y minimalista. Figuras geométricas atraviesan lienzos y paneles de margen a margen. La artista utilizaba los colores para provocar emociones, y reflexionaba sobre la idea de las “pinturas de energía” en obras como Big Circle, cuyos segmentos circulares crean efectos ópticos.

¿Por qué es absolutamente recomendable asistir a esta exposición el el Museo Nacional Reina Sofía de Madrid?, primero porque la exposición es extraordinaria y difícil de volver a ver. Segundo, porque hay aire acondicionado y este verano es demasiado caluroso.

Bookmark and Share



2 Responses to “Forzar la máquina”

  1. Lozano responde a cada momento de su vida , rerfleja la sociedad y sus condicionamientos, , con gran rebeldía en los años 60. Me atrae su trabajo porque es totalmente sincero consigomismo mismo , no hay adorrnos , surgen desde su interioridad

Deja un comentario