EL FOTOMATÓN


 

CESIÓN VOLUNTARIA DE LA IDENTIDAD

PHOTO BOOTH, VOLUNTARY TRANSFER OF IDENTITY

 

 

fotomaton, fotografia, onofre ballester

El Fotomatón, Cesión voluntaria de identidad. © Onofre Bachiller

 

Empezando en 1987, en una época aún pre-digital y en una Barcelona pre-olímpica, Onofre Bachiller montó en la calle un plató público y abierto en el cual todo transeúnte podía entrar y autorretratarse bajo la mirada y sorpresa de los curiosos y otros viandantes. Una propuesta plástica pionera que sorprendió a la gente y en la que el fotógrafo renunciaba a su protagonismo, y el sujeto se empoderaba de la acción.

Starting in 1987, in a still pre-digital era at a pre-Olympic Barcelona, Onofre Bachiller set up a public and open photo booth in  the street. Each passerby could enter and self-portrait himself under the gaze and surprise of onlookers and other pedestrians. A surprising and pioneer pictoric iniciative where the photographer renounced his protagonism empowering the subject by the action.

 

fotomaton, fotografia, onofre ballester

El Fotomatón, Cesión voluntaria de identidad. © Onofre Bachiller

 

Después de más de una década realizando este “Fotomatón, cesión voluntaria de la identidad”, ha llegado la hora de ver esta obra de la cultura visual reflejada en un libro. Debido a la importancia de la acción colectiva en todo el proyecto, este libro busca ser publicado a través de una campaña de crowdfunding y en complicidad con el público.

After more than one decade ongoing the time has come for «Photo-booth, voluntary transfer of identity» to be reflected in a book. Due to the importance of collective action on the entire project, this book seeks to be published through a crowdfunding campaign in complicity with the public.

 

fotomaton, fotografia, onofre ballester

El Fotomatón, Cesión voluntaria de identidad. © Onofre Bachiller

 

Entre 1987 y el año 2000 Onofre montó 9 instalaciones fotográficas en total, en las que siempre se cumplieron “tres premisas: las imágenes han de ser instantáneas, el objetivo de la foto es el autor de ella misma, es decir el sujeto performático, y la no intervención en la escena» Afirmó Onofre. En la Rambla, en un bar del Raval, en un centro cultural del Born, en un local gay del Eixample, en las calles de Sarrià, en todos los casos la gente participó y entregó libremente su imagen, toda una “cesión voluntaria de la identidad”, de allí el subtítulo del libro.

Between the years 1987 and 2000 Onofre organised 9 photographic installations. On Onofre’s words, three premises were always met: only snapshots, the purpose of the photo had to be the author itself, the performance’s subject, and non-intervention in the scene. In La Rambla, in a bar in el Raval, in a cultural center of El Born, in a gay space of El Eixample, in the streets of Sarrià, in all these places people participated and freely gave his image, in a » voluntary transfer of identity «, hence the subtitle of the book.

 

fotomaton, fotografia, onofre ballester

El Fotomatón, Cesión voluntaria de identidad. © Onofre Bachiller

 

Aunque el Fotomatón de Onofre Bachiller se ha realizado en Barcelona, y con esto ha reflejado el paisaje humano de esta ciudad, la manera en que está pensado permite que esta instalación pueda realizarse en cualquier lugar, y en cualquier momento.

Although Onofre’s Bachiller Booth has been carried out in Barcelona reflecting the human landscape of this city, the way in which it been orquestated allows this installation to be realised anywhere  at any time.

 

fotomaton, fotografia, onofre ballester

El Fotomatón, Cesión voluntaria de identidad. © Onofre Bachiller

 

No obstante, el trabajo realizado por Onofre está hecho justo antes del boom de las cámaras digitales, el autorretrato incesante de las redes sociales y el celebrado “selfie” actual. Ya a finales de los años 80 y durante los 90, La Biennal de Barcelona, el CCCB y diversos periodistas reconocieron el resultado de estas instalaciones en las que la diversidad ciudadana quedaba retratada por sí misma, una acción en la que el sujeto se empoderó de la obra haciendo un performance auto – representativo. El Fotomatón es un proyecto en el que se encuentra el arte y la antropología, usando como instrumento plástico la fotografía analógica.

Still, Onofre’s work has been performed just before digital cameras boom, the social networks incessant self-portrait and the celebrated actual «selfie». By the end of the 80s and during the 90s, Barcelona’s Biennal, CCCB and several journalists recognised the result of these installations where citizens diversity was portrayed by itself. An action where the subject was empowered in his very own self- representative performance. The photo booth is a project about art and anthropology, using analogue photography as a pictoric tool.

 

fotomaton, fotografia, onofre ballester

El Fotomatón, Cesión voluntaria de identidad. © Onofre Bachiller

 

Durante los 13 años del proyecto, Onofre ha acumulado más de 4000 negativos. El reto del libro consiste en realizar una selección de 180 imágenes que “verán la luz” en un libro tamaño A4 de excelente calidad. En la campaña de crowdfunding o micromecenazgo se ofrece en una recompensa de solo 20 €, un costo mínimo para un libro de fotografía que en librerías solo podría encontrarse a un precio mucho más alto.

During the 13 years of the project, Onofre has gathered more than 4,000 negatives. The book’s challenge consists of selecting 180 images to be published in an excellent quality A4 size book. Crowdfunding or micropatronage campaign offers to get the book at only €20, a minimum price for such a photography book.

 

Vídeo original Instalación «nstalación o4-ramblas» barrio: ciutat vella, 4 dias barcelona 1989. © Onofre Bachiller

 

Julián Bueno

Editor del libro // Book Publisher

Bookmark and Share



12 Responses to “EL FOTOMATÓN”

  1. Precioso proyecto, las mejores 180 historias reflejadas en un fotomatón.

  2. Virginia dice:

    Yo he sido siempre de invertir en fotomatones. Había uno en Manuel Becerra (Madrid) que sacaba las fotos especialmente contrastadas con buenos grises y al no haberse inventao por entonces el selfie mismamente, pues allí daba rienda suelta yo a mi vanidad humilde a falta de un buen «photosut» de los de ahora. Lo mio era más bien un foto-susto, generalmente.
    Ay, de haber andao por Barcelona… nos hubiéramos visto las caras.. dónde va a parar!!
    Deseandito que estoy de que salga el libro y recibir mi copia de esta cosa tan bien hecha!!

  3. Muy buen artículo Julián y muy buen criterio al apoyar estas iniciativas.
    El libro que publicaréis con todo este trabajo de Onofre Bachiller creo que será muy interesante no solo desde el punto de vista artístico-fotográfico, también desde una mirada puramente sociológica.
    FELICIDADES!!

    • onofre dice:

      Gracias Juan Carlos,
      Desde un principio Julián entendió el calado social y artístico de este proyecto. La base de Fotomatón son los Fotodonantes (las personas que se han autorretratado y cedido su imagen), Sin ellos el libro no existiría, parece lógico que su publicación sea también en modo colaborativo.
      Gracias por tu colaboración, espero que este libro llegue a tus manos y lo disfrutes.

  4. Olga Baudilia Peralta dice:

    Buen proyecto,espero tener suerte y ver el libro que publicará Onofre Cachiller ,Geacias .

    • onofre dice:

      Gracias Olga,
      Yo también espero que el libro llegue a tus manos y pases buenos momentos disfrutando de estas imágenes. Para ello ya sabes que necesito toda la colaboración posible, como mecenas y difusión.
      Un abrazo

  5. onofre dice:

    video original Instalación nstalación o4-ramblas
    barrio: ciutat vella
    duración: 4 dias barcelona 1989 http://www.youtube.com/watch?v=XvCWh9nYAqg

Deja un comentario