Hilma af Klint, Abstracción y Misticismo


 

PINTURAS PARA EL FUTURO

 

 

Hilma af Klint, abstracción, misticismo, arte, indiecolors

Hilma af Klint, Svanen, Nº 17, grupp IX/SUW, serie SUW/UW, 1915

 

Esta es la historia de una mujer que en vida mantuvo oculta su auténtica obra, una mujer muy poco conocida que creaba al margen del mundo artístico establecido de su época. Hilma af Klint (1862-1944) siguió su propio camino artístico alejandose de la realidad visible, plasmando y expresando en sus pinturas los mensajes que recibía como médium, así como las ideas y experiencias de su mundo interior.

Una obra que busca descifrar el misterio y sentido de la vida como evolución espiritual, convirtiendo su obra en un universo innovador lleno de símbolos y colores. Una visión altamente abstracta y totalmente inédita para los comienzos del siglo XX y que 100 años más tarde ya estamos preparados para apreciar.

 

Hilma af Klint, abstracción, misticismo, arte, indiecolors

Retrato Hilma af Klint

 

 

Hilma af Klint fue una de las pioneras de la abstracción, ya en 1906 estaba creando obras abstractas y visulamente muy intensas: experimetaba con el color, incorporaciones simbólicas, composiciones geometrícas… elementos prácticamente inexplorados a comienzos del 1900, varios años antes que la Historia del Arte considera como los pioneros de la abstracíon a Wassily Kandinsky (1866-1944), Piet Mondrian (1872-1944) y Kazimir Malevich (1878-1935). Aún así la Historia del Arte todavía no le ha reconocido el merecido lugar que le corresponde ¿Quizás porque se trata de una mujer?…

Sus más de 1000 obras fueron inspiradas por la teosofía y más tarde por las ideas antroposóficas de Rudolf Steiner, conceptos que también compartían sus contemporaneos Kandinsky, Malevich o Mondrian.

En la obra de Hilma af Klint vemos como se esfuerza en plasmar la dualidad como composición de este mundo, la eterna lucha de contrarios en busca de la unidad que todo lo contiene, el todo y la nada sin tiempo ni espacio, no puede existir lo espiritual sin lo material, ni el micro sin el macro, ni la luz sin la oscuridad, ni lo femenino sin lo masculino; la busqueda de la unidad que contiene todos los contrarios y como la propia artista comentaba, una “imagen primigenia”, que une todos los opuestos en una sola unidad de la que todo procede.

 

 

Hilma af Klint, abstracción, misticismo, arte, indiecolors

Hilma af Klint, The Dove, Nº 12, 1915

 

 

Las Cinco

.

Hilma af Klint, formó parte de un círculo de mujeres que se llamaban a sí mismas “Las Cinco“, un grupo que realizaba sesiones de espiritismo y contactaban con guías o entes espirituales de otras dimensiones. Esta experiencia transformó radicalmente toda la futura obra de Hilma af Klint. Comenzó a practicar escritura y dibujo automático, poco a poco se fue liberando de su formación académica descubriendo un nuevo mundo artístico compuesto por símbolos, letras y palabras como puertas que conducen hacia otra dimensión.

Hilma af Klint creía que existian otras dimensiones que el ojo todavía no puede ver, pero que ella si podía acceder en sus sesiones de contacto con otras entidades. Cuando ella pintaba, entraba en trance y comunicación con una conciencia superior que le transfería mensajes y guiaba su mano en sus creaciones. Buscó comprender estos mensajes y expresar otras dimensiones con obras que manejaban un idioma visual totalmente nuevo, abstracto, experimental y único.

En 1906, Hilma af Klint se embarca en “Las Pinturas para el Templo”, trabajo encargado por uno de sus guías, Amaliel. Las Pinturas para el Templo fueron las que más tarde decidió no mostrar publicamnete sino hasta veinte años después de su muerte, pues estaba convencida de que no serían comprendidas hasta entonces. Tuvieron que pasar más de cuarenta años para que una selección de estas obras se exhibiera por primera vez en 1986, en la exposición The Spiritual in Art: Abstract Painting 1890-1985, en Los Angeles County Museum of Art.

 

Las Pinturas para el Templo

 

 

arte, Hilma af Klint, HilmaafKlint, abstraccion, abstracto, misticismo, indiecolors, yolandamartinez

Hilma af Klint, The Seven-Pointed Star, Nº. 5 and Nº. 7, Nº. 2, 1908

 

Las Pinturas para el Templo, se compone de 193 pinturas divididas en diversas series y grupos realizadas entre 1906 y 1915, son las primeras pinturas abstractas y la obra central de la artista, en ellas utiliza símbolos que se convertirían en elementos recurrentes de toda su obra. En estas pinturas transmite el conocimiento de cómo todo es uno, más allá del mundo dualista visible buscando una evolución espiritual, como ella misma describiría:  “Las imágenes fueron pintadas directamente a través de mí, sin dibujos preliminares, y con gran fuerza. No tenía idea de lo que se suponía que representaban las pinturas; sin embargo, trabajé con rapidez y seguridad, sin cambiar ni una sola pincelada “.

 

 

Los Diez Mayores

 

 

arte, Hilma af Klint, HilmaafKlint, abstraccion, abstracto, misticismo, indiecolors, yolandamartinez

Hilma af Klint, Los diez Mayores, Nº. 3 Juventud, Nº. 9 Adulto, Nº. 5 Vejez. 1907

 

Poco después en 1907, Hilma af Klint comenzó a pintar Los Diez Mayores. Serie compuesta por diez obras de gran tamaño (entre 3,20 y 2,40 metros)  que representan las cuatro fases de la vida, desde la infancia hasta la vejez, obras con composiciones abstractas sensuales y simbólicas.

Desde 1908 hasta 1912, dejó de trabajar temporalmente y se dedicó a estudiar cristianismo esotérico y la literatura de Steiner sobre el Rosacrucismo, conocimientos que influirían en su siguiente serie El Cisne y La Paloma.

 

El Cisne y La Paloma

 

 

Hilma af Klint, abstracción, misticismo, arte, indiecolors

Hilma af Klint, El Cisne, No. 1, Grupo IX / SUW, 1915 © Foundation Hilma af Klint Verk. Foto: Albin Dahlström / Museo moderno

 

arte, Hilma af Klint, HilmaafKlint, abstraccion, abstracto, misticismo, indiecolors, yolandamartinez

Hilma af Klint, La Paloma, Nº. 14.  El cisne, Nº. 16. 1915

 

Con símbolos cristianos mucho más reconocibles, en la serie El Cisne y la Paloma inicia un camino hacia la geometría sagrada. En esta época Hilma af Klint recupera el control de su obra, ya no sentía que su mano estaba siendo guiada por otras entidades. Comienza a controlar y unir en ella misma la dualidad entre mente y emoción, expresando con sus pinturas de una manera única la tan buscada y anhelada unidad.

 

Altarpieces

 

 

Hilma af Klint, abstracción, misticismo, arte, indiecolors

Hilma af Klint, Altarpiece No. 1, grupo X, 1915 © Fundación Hilma af Klints Verk. Foto: Albin Dahlström / Museo moderno

 

La serie Altarpieces resume todas las series anteriores y es donde mejor plasma sus conocimientos exotericos, obras donde el triangulo equilátero domina la composición como viaje espiritual y ciclo ascendente y descendente de la vida dentro de la materia.

 

Parsifal

 

 

arte, Hilma af Klint, HilmaafKlint, abstraccion, abstracto, misticismo, indiecolors, yolandamartinez

Hilma af Klint, Serie de Parsifal. Nº. 1, Nº. 41, Grupo I. Nº. 98, Group 111. 1916

 

La serie de Parsifal realizada en 1916 se centra en la búsqueda del conocimiento. La primera obra de esta serie representa un viaje en espiral desde la oscuridad hacia la luz como nos hace recordar la Divina Comedia de Dante.

Entre 1917 y 1918 Hilma af Klint se dedicó a comprender el significado de los mensajes que había transmitido en la serie Pinturas para el Templo, escribiendo sobre el contexto espiritual del mundo, tal como lo entendía. Esto dio como resultado un libro de más de 1.200 páginas de Studier sobre Själslivet (Estudios sobre la vida espiritual).

 

Religiones, flores y árboles

 

 

arte, Hilma af Klint, HilmaafKlint, abstraccion, abstracto, misticismo, indiecolors, yolandamartinez

Hilma af Klint, The Mohammedan Standpoint. Buddha’s Standpoint in Worldly Life. 1920

 

1920 fue un año intensamente creativo para Hilma af Klint. Trabajó en varias series compuestas por pequeños cuadros pintados al óleo. En estas series exploró las grandes religiones del mundo y una vez más su obsesión de como eliminar la dualidad para alcanzar la unidad del todo, aunque por medio de la religión se dio cuanta que no lo iba a alcanzar.

En la serie Flores y árboles ya no encontramos composiciones geométricas, esta serie se nutre del enfoque antroposófico de Rudolf Steiner, la antroposofía se centra en ver a la vida desde las diferentes dimensiones espirituales. Hilma af Klint comienza a retratar con acuarelas la dimensión espiritual de la naturaleza, contrastado la apariencia externa de las plantas con su esencia en forma geométrica. A la edad de más de 60 años, estaba lista para cambiar todo su enfoque una vez más y comenzó a analizar el microcosmos y el macrocosmos descubriendo que los opuestos son lo mismo y los describió como imágenes especulares el uno del otro llegando a la conclusión de la conocida ley de correspondencia de Hermes Trismegisto “como es arriba es abajo”… una vez más el Todo es la Nada y la Nada es el Todo, con lo que todo es falso y verdadero al tiempo.

En su testamento, Hilma af Klint escribió que sus pinturas abstractas no deben exhibirse públicamente hasta al menos veinte años después de su muerte. Estaba convencida de que el significado completo de su obra no podría ser comprendido hasta entonces. Hace más de cien años, Hilma af Klint como visionaria creó pinturas para el futuro.

Bookmark and Share



2 Responses to “Hilma af Klint, Abstracción y Misticismo”

  1. Vilma af Klint . Dotada de una gran espiritualidad, tuvo una b´squeda intensa sobre la dualidad y la totalidad, como así otras obras , pinturas para un templo Para mi es una novedad conocer la obra de esta mujer tan importante en el mundo del Arte. Gracias indiecolor.

  2. Vilma af Klint . Dotada de una gran espiritualidad, tuvo una búsqueda intensa sobre la dualidad y la totalidad, como así otras obras , pinturas para un templo Para mi es una novedad conocer la obra de esta mujer tan importante en el mundo del Arte. Gracias indiecolors..

Deja un comentario