JUBILADO DE LA CULTURA DE LOS LISTOS


HORA DEL ALMUERZO

.

«Aquí estoy almorzando con mis compañeros jubilados que como ellos, jubilado, de tontos y de listos, de artistas multidisciplinarios y de viejos con el mismo rollo, jubilado de los políticos salvadores pero más de los de siempre, yo aquí comiéndome un jamón blando con un vino infame, esperando que me pongan el agua de fuego que lo limpie todo, que solo queden las emociones puras, como por ejemplo, la última exposición de Fernando López».

.

jose enguidanos, cultura, arte, opinión

  

En esa exposición pude constatar varias cosas que me han hecho reflexionar. Cómo unos dibujos, partiendo de la simplicidad y obviamente elegante elaboración, transmitían una gran cantidad de visiones y puertas a la imaginación, a la emoción, sin pretender ser un gran discurso. Estoy cansado de tantas imágenes que bombardean mi vida con ese falso barroquismo conceptual que en realidad no dice nada, son piruetas esteticistas aparentemente modernas. Cansado de las ferias de arte y museos que pretenden mostrar cada año lo que está de moda. Cansado de que el arte se haya cosificado. El nuevo refrito que sale se justifica por el voraz mercado, por una élite no ya de intelectuales, artistas, mecenas o gente sensible como en el siglo pasado, sino por una de mercaderes, críticos, curators, para su propia supervivencia, pero sin un gramo de alma. Ese alma tan sencilla como la que puede tener un árbol, una gota de agua o el gesto de un gato, esa emoción que ya no existe en el sofisticado pequeño mundo del arte actual.

.
Como en ese otro pequeño y terrible mundo de los políticos y sus democracias, que ya no engañan a nadie. Ese afán que tienen por crear esperanzas e ilusiones en la gente, con sus falsas verdades que aumentan cuando se acercan unas elecciones. En realidad les importa poco el “pueblo”, esa gran palabra. Vienen cargados como los Reyes Magos, pero de mentiras; el oro, incienso y mirra los ponemos nosotros para que ellos tengan su sillón gratis, en su despacho gratis y una vida gratis, para poder elegir el color de las cortinas de todos los demás. ¡Por Dios, quememos las cortinas! Aunque yo ya no estaré, porque sé, por viejo, que vendrán, limpiarán las cenizas y otros volverán a colgar las cortinas. Pero para un joven quemar esas cortinas no es solamente una obligación, sino un acto sano.

.
Cansado y jubilado de la cultura de los listos y de las discusiones con los tontos, prefiero comerme un jamón blando y un vino de garrafa que no pretenden engañarme, que son lo que son, ni Jabugo ni Ribera del Duero ni hostias. Igual de simples que el trazo de grafito de un artista, que, sin adornos, expresa en sí mismo la verdad del corazón que hay detrás.

.
En fin, no quiero ir de tío auténtico, tengo mis contradicciones, mis dudas y mis errores, como el árbol que no controla en qué dirección van a brotar sus ramas. Algunas se equivocarán, otras serán más bonitas. Pero lo que nunca voy a ser es un bonsái en manos de esos jardineros… O carniceros.

Bookmark and Share



3 Responses to “JUBILADO DE LA CULTURA DE LOS LISTOS”

  1. Hola. Según la información que arrojan los medios generalístas y del GOBIERNO DE EXPAÑÑA!!, que son la misma cosa, «esto va muy bien».
    Por lo que oigo, PPSOE han hecho un pacto para el terrorigmmmo disidente del orden establecido. Ten cuidado de no nombrarlos en el futuro 😉
    En cuanto al arte, creo que como en todo, estamos en un momento fantástico de confuso eclecticismo. Buen caldo de cultivo, una buena sacudida para ver florecer nuevas salidas a viejos asuntos.
    Felicidades José Enguídanos por tu estreno en el Blog. Buen nivel, sigamos moviendo «la cosa».

  2. Yolanda Martinez dice:

    A las palabras que salen del alma, las auténticas y sin dobleces, poco me queda añadir salvo que las recojo y comparto con gran agrado como son.

  3. Olga Baudilia Peralta dice:

    Los 365 días me han hecho sentir muy bien y hasta con buen humor , he sonreído varias veces frente a la pantalla. Que bueno , los dibujos ,muy expresivo y las pocas palabras un orgullo» NOS DESLUMBRÓ TANTO LA VERDAD QUE NOS ENCANDILAMOS» así lo sentí y me puse a reir, sabiduría, sarcasmo y humor del bueno. Buen cierre para este jubilado de la cultura José Enguidamos. .

Deja un comentario