LA ESCUELA DE PARÍS 1900 – 1945


 

PANORAMAS DE LA CIUDAD

 

La escuela de París 1900 1945. Panoramas de la ciudad. Esta exposición analiza el periodo en el que París fue el corazón de la vanguardia internacional y centro de innovación.

De la mano de Museo Guggenheim de Bilbao, vamos a disfrutar con un poco de historia. Si vienes a España no dejes de ver esta exposición en Bilbao, hasta el 23 de octubre de 2016.

 

arte, picasso, escuela de paris, indiecolors, exposicion, pintura, escultura, guggenheim bilbao, joan miro, kandinsky, piet mondrian, marc chagall, juan gris, marcel duchamp, juan gris

 

A comienzos del siglo XX, París era la capital de la vanguardia. Artistas llegados de todo el mundo se asentaron en la Ciudad de la Luz, donde crearon nuevas formas de arte y literatura, y reaccionaron ante el rápido desarrollo económico, social y tecnológico que estaba cambiando profundamente la vida urbana. Fue en París donde Picasso y Georges Braque transformaron radicalmente las convenciones de la pintura, Robert Delaunay creó sus armoniosas composiciones de color, Vasily Kandinsky abrió nuevos caminos en la abstracción y Constantin Brancusi reinventó el modo de presentar la escultura en el espacio. La exposición Panoramas de la ciudad, reúne una selección de obras maestras de sus fondos, ofreciendo un recorrido apasionante por este momento de efusión creativa, a través de algunas de las pinturas y esculturas más importantes del siglo pasado, que continúan ejerciendo su influencia en el arte actual.

 

CUBISMO Y VANGUARDIA

 

 

arte, picasso, escuela de paris, indiecolors, exposicion, pintura, escultura, guggenheim bilbao, joan miro, kandinsky, piet mondrian, marc chagall, juan gris, marcel duchamp, juan gris

Juan Gris. Periódico y frutero (Journal et compotier), 1916- Óleo sobre lienzo. 46 x 37,8 cm Guggenheim Museum, Nueva York

 

El Cubismo se halla entre las innovaciones artísticas más importantes que surgieron en París en las primeras décadas del siglo XX. Este revolucionario enfoque de la pintura, que Pablo Picasso y Georges Braque desarrollaron entre 1907 y 1914, cuestionó las convenciones de las artes visuales y la naturaleza misma de la representación. Suele atribuirse al poeta y crítico Guillaume Apollinaire la invención del término “Cubismo”, que definió como “el arte de pintar composiciones nuevas con elementos tomados no de la realidad de la visión, sino de la realidad del conocimiento”.

 

arte, picasso, escuela de paris, indiecolors, exposicion, pintura, escultura, guggenheim bilbao, joan miro, kandinsky, piet mondrian, marc chagall, juan gris, marcel duchamp, juan gris

>> Izq. Marcel Duchamp. «À propos de jeune soeur», 1911. Óleo sob. lienzo 73 x 60 cm. Guggenheim Museum, NY.
Dcha. Pablo Picasso. «Le Moulin de la Galette», 1900. Óleo sob. lienzo 88,2 x 115,5 cm. Guggenheim Museum, NY

 

Como Picasso y Braque expusieron sus trabajos cubistas en galerías y salones privados, el gran público parisino conoció el movimiento a través de las obras de Albert Gleizes, Jean Metzinger, Robert Delaunay y otros pintores del Grupo de Puteaux, así denominado por la localidad de las afueras de París donde trabajaban muchos de ellos. Estos lienzos cubistas sedujeron y escandalizaron a los espectadores que visitaron el Salón de los Independientes de 1911, la exposición anual que mostraba el arte progresista que quedaba excluido de los circuitos más tradicionales y académicos. Tras la crítica generalizada que despertó la exposición, Gleizes y Metzinger defendieron el movimiento ante el público en un libro que vinculaba la estética cubista con los avances modernos de las ciencias, las matemáticas y la filosofía.

 

MODERNIDAD Y TRADICIÓN

 

 

arte, picasso, escuela de paris, indiecolors, exposicion, pintura, escultura, guggenheim bilbao, joan miro, kandinsky, piet mondrian, marc chagall, juan gris, marcel duchamp, juan gris

Robert Delaunay. «Formes circulaires», 1930. Óleo sobre lienzo 128,9 x 194,9 cm. Guggenheim Museum, Nueva York.

 

En torno a los años de la Primera Guerra Mundial, los artistas emplearon el lenguaje visual del Cubismo con distintos fines, como explorar la abstracción pura y la ciencia moderna, y trasladar al ámbito de lo contemporáneo la espiritualidad de las tradiciones populares. En la década de 1910, por ejemplo, Robert Delaunay y Fernand Léger exploraron el concepto de fragmentación y simultaneidad (la percepción y el paso del tiempo) a través de sus representaciones dinámicas de temas eminentemente urbanos. En los años veinte, a Delaunay le fascinaron los nuevos descubrimientos de la óptica y la física, y desarrolló un estilo que se acercaba a la abstracción total. Apollinaire creía que este trabajo se asemejaba a la música por su autonomía con respecto a la realidad objetiva, y acuñó el término Orfismo —en alusión a Orfeo, tañedor de la lira de la mitología griega— para describir el empeño de Delaunay.

.

arte, picasso, escuela de paris, indiecolors, exposicion, pintura, escultura, guggenheim bilbao, joan miro, kandinsky, piet mondrian, marc chagall, juan gris, marcel duchamp, juan gris

>> Izq. Robert Delaunay. «Tour Eiffel aux arbres», 1910. Óleo sob. lienzo 73 x 60 cm. Guggenheim Museum, NY.
>> Dcha. Marc Chagall. «Le soldat boit», 1911–12. Óleo sob. lienzo 109,2 x 94,6 cm. Guggenheim Museum, NY

.

Otros creadores, como el artista de origen ruso Marc Chagall, se trasladaron a París en 1910 y pronto asimilaron las últimas corrientes estilísticas. Chagall fusionó la fragmentación cubista del espacio que había visto en la pintura de Delaunay con una colorida imaginería inspirada en el folclore ruso y judío. También František Kupka recibió la influencia formal del Cubismo, el Fauvismo y la obra de Delaunay, si bien, como seguidor de la teosofía —síntesis de filosofía, religión y ciencia—, se basó asimismo en mitos antiguos, en la teoría del color y en los avances científicos de la época. Constantin Brancusi, que viajó desde su Rumanía natal para instalarse en París en 1904, rechazó el afán narrativo y teatral característico de gran parte de la escultura del siglo XIX en favor de formas abstractas simplificadas de manera radical y de la presentación desnuda, sin ornamentos, de materiales como la madera o el metal. Aunque nunca reveló las fuentes concretas de su obra ni sus significados, algunas de sus piezas podrían estar relacionadas con personajes fabulosos de leyendas rumanas.

.

SURREALISMO Y ABSTRACCIÓN

 

 

arte, picasso, escuela de paris, indiecolors, exposicion, pintura, escultura, guggenheim bilbao, joan miro, kandinsky, piet mondrian, marc chagall, juan gris, marcel duchamp, juan gris

Joan Miró. Paisaje (La liebre) [Paysage (Le lièvre)], 1927. Óleo sobre lienzo 129,6 x 194,6 cm.
Guggenheim Museum, Nueva York

.

Tras la Primera Guerra Mundial, durante la que murieron en el frente muchos artistas y poetas de la vanguardia, París volvió a convertirse en el centro principal de la producción cultural. A los artistas adheridos al movimiento surrealista, iniciado por el manifiesto de André Breton de 1924, también se les incluía dentro de la Escuela de París. Siguiendo en parte las teorías de Sigmund Freud, estos escritores y artistas trataron de articular o de dar forma a los deseos reprimidos, las imágenes oníricas y ciertos elementos del inconsciente. Algunos de ellos, como Max Ernst e Yves Tanguy, yuxtaponían imágenes y objetos incongruentes, mientras que otros, como Jean Arp y Joan Miró, experimentaban con el automatismo, realizando dibujos sin composición ni tema predeterminados con el fin de eludir la mente consciente.

.

arte, picasso, escuela de paris, indiecolors, exposicion, pintura, escultura, guggenheim bilbao, joan miro, kandinsky, piet mondrian, marc chagall, juan gris, marcel duchamp, juan gris

>> Izq. Jean Arp. «Constellation aux cinq formes blanches…», 1932. Óleo sob. madera 60 x 75,5 cm. Guggenheim Museum, NY.
>> Dcha. Vasily Kandinsky . «Formes capricieuses», 1937. Óleo sob. lienzo 88,9 x 116,3 cm. Guggenheim Museum, NY

.

Vasily Kandinsky, que había realizado significativos avances en la pintura abstracta en las décadas de 1910 y 1920, cuando residía en Alemania y Rusia, se trasladó a París en 1934. En sus obras de este período, Kadinsky conjugó motivos procedentes de otros momentos de su trayectoria: dispuestas de manera rítmica, formas que juegan libremente —similares a las que aparecen en sus primeras abstracciones— se combinan con formas más geométricas y biomorfas que el artista desarrolló cuando era profesor de la escuela alemana de arte y diseño Bauhaus. Durante el período de entreguerras, Kandinsky fue uno de los muchos artistas a los que los nazis consideraron “degenerados”. De nuevo ante la inminencia de otra guerra, los creadores que habían buscado refugio político, espiritual y creativo en la capital francesa —entre ellos, Fernand Léger y Tanguy— huyeron a EE. UU. El auge del fascismo y la ocupación de la ciudad pusieron punto final a la Escuela de París.

Sin duda, esta es una exposición excepcional para no perdérsela. Recuerda, hasta el 23 de octubre en el Museo Guggenheim de Bilbao.

Bookmark and Share



One Response to “LA ESCUELA DE PARÍS 1900 – 1945”

  1. Que hermoso lucira el Gugenhem , me emociona sentir que todos esos artistas del siglo pasado y que viven en nosotros , se los haya reunido en una sola muestra. Un abrazo de Olga Baudilia.

Deja un comentario