LA TIERRA QUE NO CESA


LAND ART, ARTE EFÍMERO

 

Hace unos meses a final del verano, vino a visitarme una gran amiga con su hijo Noah. Al atardecer y tras varias horas de charla decidimos dar un paseo. Ya estábamos andando por un camino que bordea un río, cuando el pequeño Noah se fija en una preciosa piedra con forma de corazón roto, él ya llevaba tiempo en el trayecto con un pequeño palo haciendo dibujos en la tierra y le inspiró intervenir alrededor de la piedra para realizar esta obra, «La tierra que no cesa».

 

LA TIERRA QUE NO CESA, by Noah Laurance

LA TIERRA QUE NO CESA
Autor: Noah Laurance
Fotografía: Virginia Torres

 

Noah no sabía que en realidad estaba realizando Land Art, él solo estaba atento a todo lo que le rodeaba; el chasquido en la pisada con las primeras hojas caídas del año, el perfume de las flores, la humedad de la tierra, el susurro del agua y la calidez de los colores al atardecer. Noah creando dibujos y dejándose llevar por su imaginación.

A partir de esta obra fotografiada, pienso que estaría bien recordar el Land Art, ya que como yo experimenté con Noah, este arte es tan antiguo como el propio hombre y su anhelo de transcendencia.

 

Pero ¿Qué es Land Art?

Land Art es una expresión artística que emplea básicamente materiales de la naturaleza para crear obras de arte interviniendo en el paisaje.

Esta modalidad artística desea poner en relación directa el hombre y la tierra, nos hace reflexionar sobre las distorsiones existentes con la deteriorada naturaleza.

Este arte efímero o comportamiento artístico nace el los años sesenta en el oeste de los Estados Unidos en respuesta a la comercialización del arte como mero objeto, ya sea cuadros o esculturas. En su filosofía la obra de arte no tiene que estar necesariamente en las salas de los museos, tiene que ser accesible y al alcance de todo el mundo, integrado en un entorno paisajístico para que pueda ser apreciado por todo típo de públicos.

En la historia del Arte nos encontramos numerosos ejemplos precedentes a la corriente del Land Art, como los Totems Stonehenge del condado de Wiltshire en el sur de Inglaterra, monumento megalítico que ha despertado la atención y admiración por su extraña, enigmática y sorprendente arquitectura construida con enormes bloques de piedra.

 

Stonehenge de Virginia Torres

Retorno a Stonehenge I
Fotografía: Virginia Torres

 

El Land Art tiene muchas variantes o tendencias. Algunos utilizan materiales para la creación extraídos de la propia naturaleza como piedras, arena, madera, nieve…, interviniendo el paisaje sin que suponga una agresión al medio ambiente, creando instalaciones, body art o pintando árboles como Agustín Ibarrola.

 

El bosque de Oma de Agustín Ibarrola

EL BOSQUE DE OMA
Autor: Agustín Ibarrola
Fotografía: Jsanchezes

 

Otros realizan la intervención sobre paisajes artificiales como ciudades, parques… un ejemplo lo tenemos en las fomosas construcciones forradas de Cristo.

 

Pont Neuf, obra de Chisto

PONT NEUF
Autor: Chisto
Fotografía: Airair

 

 

Actualmente, muchos artistas en todo el mundo continúan trabajando en esta corriente. Os dejo para que os deleitéis, las fotografías de esta obra efímera e intimista de Jim Denevan, que la desarrolla principalmente en playas. Si deseáis saber más de Jim Denevan, os recomiendo visitar este enlace de su propia web.

 

Ocean Beach obra de Jim Denevan

OCEAN BEACH
Autor: Jim Denevan

 

Obra de Jim Denevan

Autor: Jim Denevan

 

Land Art de Jim Denevan en la arena

Autor: Jim Denevan

 

Land Art de Jim Denevan

Autor: Jim Denevan

Bookmark and Share



2 Responses to “LA TIERRA QUE NO CESA”

  1. Laura dice:

    La verdad es que a mi también me encanta este tipo de arte,tan integrado en la naturaleza. Pero no me gusta,por ejemplo,la obra EL BOSQUE DE OMA. Autor: Agustín Ibarrola. Aunque es muy bonita,yo no termino de disfrutarla,ya que pienso que,posiblemente,la pintura tendrá sus efectos nocivos en esos árboles y esa tierra que deberá sostenerla. También pensando en la aves,que quizá tengan un nido sobre esos árboles,que al ver esos colores,se desorientan y no podrían encontrar su nido,ya que tienen una memoria fotográfica de donde está. En este caso el arte,me parece una mera manera de deterioro paisajistico. Buen articulo Yolanda 😉

  2. Muy chulo este post Yolanda. Podrías hacer mas.

Deja un comentario