Sonia Delaunay


 

ARTE, DISEÑO Y MODA

 

indiecolors, exposicion, soniadelaunay, Sonia Delanueay, Museo Thyssen-Bornemisza, MuseoThyssen-Bornemisza, arte, moda, modernidad, multidisciplinar, pintura, vanguardia

Sonia Delaunay. “Ritmo color”, 1964. Óleo sob. lienzo 97,5 x 195,5 cm.

 

El Museo Thyssen-Bornemisza presenta Sonia Delaunay. Arte, diseño y moda, la primera muestra en solitario en España de esta artista, se pretende destaca no sólo su importante papel como pintora de vanguardia, sino también la exitosa aplicación de su ideario artístico a la vida cotidiana. Su obra puramente pictórica se expone junto a libros y escenografías teatrales, diseños publicitarios, de interior y de moda, telas y vestidos, reuniendo más de 200 piezas. La exposición se une así a las tendencias historiográficas que han revisado recientemente su trayectoria para demostrar el carácter multidisciplinar de su obra, que le permitía explorar diversos soportes y técnicas más allá de la pintura.

.

 

indiecolors, exposicion, soniadelaunay, Sonia Delanueay, Museo Thyssen-Bornemisza, MuseoThyssen-Bornemisza, arte, moda, modernidad, multidisciplinar, pintura, vanguardia

Sonia Delaunay pintando fachada de un mercado en 1915 – con uno de sus vestidos de lana bordada  en 1925 – con creaciones de Casa Sonia, Madrid en 1920.

 

Nacida en Ucrania en una modesta familia judía, Sonia Delaunay (1885-1979) fue acogida por sus tíos maternos de San Petersburgo cuando era tan sólo una niña, de quienes recibió una educación cosmopolita. Comenzó su formación artística en 1904 en Karlsruhe (Alemania) y dos años después la continuó en París. Para no abandonar Francia, contrajo matrimonio de conveniencia con el marchante alemán Wilhelm Uhde, en cuya galería expuso por primera vez en 1908. Gracias a él conoció a artistas de vanguardia como Picasso, Braque y el propio Robert Delaunay, con quien se casó en 1910, tras divorciarse de Uhde.

 

indiecolors, exposicion, soniadelaunay, Sonia Delanueay, Museo Thyssen-Bornemisza, MuseoThyssen-Bornemisza, arte, moda, modernidad, multidisciplinar, pintura, vanguardia

Diseño 1189, corbata, 1929

 

A partir de entonces, el intercambio artístico entre ambos sería constante, aunque, ya desde los comienzos de su relación, Sonia se diferenciaría de su marido por compaginar los pinceles con las agujas de bordar, la decoración de interiores o el diseño de moda, convirtiéndose en una artista multidisciplinar, interesada en plasmar el lenguaje vanguardista sobre los más variados soportes, con vivos colores y técnicas diversas que recuerdan sus orígenes rusos.

 

indiecolors, exposicion, soniadelaunay, Sonia Delanueay, Museo Thyssen-Bornemisza, MuseoThyssen-Bornemisza, arte, moda, modernidad, multidisciplinar, pintura, vanguardia

Sonia Delaunay. “Vestidos simultáneos”, 1925. Óleo sob. lienzo 146 x 114 cm.

 

Hacia 1912, la pareja se orientó hacia la abstracción y defendió los fundamentos de un nuevo arte que negaba los medios tradicionales y reposaba sobre el poder del color, lo que llevó a Robert Delaunay a desarrollar la teoría del simultaneísmo, un neologismo extraído del tratado sobre el contraste simultáneo de los colores de Eugène Chevreul, que establece que las tensiones y las vibraciones ópticas que genera la relación entre colores complementarios sugieren el movimiento conforme al modelo rítmico de la danza y la música. Los Delaunay asociaban el simultaneísmo a la vida moderna y al desarrollo urbano, y querían llevarlo a todos los ámbitos posibles.

 

indiecolors, exposicion, soniadelaunay, Sonia Delanueay, Museo Thyssen-Bornemisza, MuseoThyssen-Bornemisza, arte, moda, modernidad, multidisciplinar, pintura, vanguardia

Sonia Delaunay. Cantantes de flamenco (Gran flamenco), 1915-16. Óleo sob. lienzo. 174,5 x 143 cm.

 

Madrid

.

París era, para ellos, la ciudad simultánea por excelencia y se convirtió en su fuente de inspiración, en el lugar en el que empezaron a analizar el impacto de la luz sobre los colores. Pero fue en Madrid, en 1917, donde sus experimentos por trasladar el ideario del simultaneísmo a la vida cotidiana dieron el paso definitivo a la escena pública. En la capital española, Sonia no solo comenzó sus colaboraciones con las artes escénicas, sino que inauguró una boutique en la que vendía sus creaciones de moda y de interiores. Esta etapa madrileña, de la que se cumplen ahora 100 años, supuso para ella un momento de gran experimentación y libertad que marcaría todo su desarrollo artístico posterior, a partir de la década de 1920 y ya de regreso en París. La exposición quiere reivindicar esos años de Madrid como un hito fundamental en su carrera, por lo que este periodo ocupa el capítulo central de la muestra, con un recorrido organizado en cuatro apartados cronológicos que incluye también las etapas inmediatamente anterior y posterior a su estancia en España.

 

indiecolors, exposicion, soniadelaunay, Sonia Delanueay, Museo Thyssen-Bornemisza, MuseoThyssen-Bornemisza, arte, moda, modernidad, multidisciplinar, pintura, vanguardia

Sonia Delaunay. Tres diseños de vestidos para varias óperas. 1919-1923 – Cuatro Figurines para el ballet Cleopatra, diseños para cuatro chales, 1918

 

indiecolors, exposicion, soniadelaunay, Sonia Delanueay, Museo Thyssen-Bornemisza, MuseoThyssen-Bornemisza, arte, moda, modernidad, multidisciplinar, pintura, vanguardia

Sonia Delaunay & Blaise Cendrars. “La prosa del Transiberiano y de la pequeña Jehanne de Francia, 1913.

 

Regreso a París

 

En 1921, los Delaunay regresan a París. La experiencia en España anima a Sonia a vestir a la mujer de la ciudad con los diseños de sus cuadros, como si fueran tableaux vivants (pinturas vivas), y poco después inaugura la Boutique Simultané. En esos años colabora con grupos dadaístas y surrealistas en la producción de proyectos teatrales y cinematográficos, como en la película Le P’tit Parigot (1926), de Le Somptier. En 1925 participa con éxito en una exposición de artes decorativas y comienza a trabajar para unos grandes almacenes holandeses, Metz & Co, una relación comercial que mantendrá hasta la década de 1950.

 

indiecolors, exposicion, soniadelaunay, Sonia Delanueay, Museo Thyssen-Bornemisza, MuseoThyssen-Bornemisza, arte, moda, modernidad, multidisciplinar, pintura, vanguardia

Sonia Delaunay. Abrigo para Gloria Swanson, 1925. Lana bordada.

 

En este capítulo se destacará su polifacética y versátil manera de enfocar el proceso artístico, ya fuera en lienzos, tejidos, tapices, litografías, escenografías o incluso en encargos murales. Se presentarán una chaqueta (1924), dos vestidos que nunca antes se han mostrado en una exposición (1926), un traje de baño y un conjunto de sombrilla y bolso de playa (1928) junto a varios de sus diseños previos, y el óleo Vestidos simultáneos (1925), en el que la vestimenta de la figura central es similar al abrigo creado para la actriz Gloria Swanson ese mismo año y que también podrá verse en la sala. Todo ello se complementará con fotografías de moda que hizo la propia artista y un vídeo coloreado realizado también por ella para promocionar sus diseños de 1925. Además, se dedicará un amplio apartado a sus diseños textiles para mostrar cómo era el proceso creativo de las piezas, desde el dibujo sobre papel o cartulina al producto final, pasando por la correspondencia que mantenía con los almacenes Metz & Co, a los que enviaba muestras de tela y pautas para la producción de sus creaciones.

En 1937 participará, junto a Robert Delaunay, en la decoración de dos grandes pabellones de la Exposición Universal de París, de los que la muestra presenta tres bocetos. La artista evocará en el Pabellón del Ferrocarril su viaje a la península ibérica, demostrando, una vez más, la significativa huella que esta época dejó en ella.

 

indiecolors, exposicion, soniadelaunay, Sonia Delanueay, Museo Thyssen-Bornemisza, MuseoThyssen-Bornemisza, arte, moda, modernidad, multidisciplinar, pintura, vanguardia

Sonia Delaunay. “Viajes lejanos, 1937. Gouache sobre papel 30 x 27 cm.

 

Después de fallecer su marido en 1941, Sonia Delaunay continuó trabajando y colaborando en la promoción del arte abstracto. En 1964, tras la donación de un centenar de obras suyas y de Robert, se convirtió en la primera mujer viva a la que se le honraba con una exposición en el Museo del Louvre.

La muestra se cierra con tres grandes composiciones abstractas de su etapa final, Ritmo coloreado nº 694, Ritmo color y Mosaico horizontal.

 

Una exposición imperdible, hasta el 15 de octubre de 2017 en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.

Bookmark and Share



One Response to “Sonia Delaunay”

  1. Sonia Delaunay, me ha alegrado muchísimo, sus pinturas donde juega con la línea curva, los colores que vibran y la versatilidad y polifacética mujer , me enorgullece y cuanto deseo conocer su obra y los vestidos y los bordados. Gracias . .

Deja un comentario