ALGUNAS COSAS BUENAS (3)


 

KEATON HENSON, POR MARTA REYERO

 

En este mundo cruel para inadaptados y librepensadores, para aquellos que eligen crear en soledad, ajenos al ruido del halago envenenado y los contratos perversos, en este mundo de egos con altavoz, descubro, con fascinación infantil, a un artista llamado Keaton Henson.

 

KEATON HENSON

© Keaton Henson – Logs Some Face Time

 

Henson dibuja, compone y conmueve. Es un veinteañero londinense con aspecto de predicador en días de ayuno. Vive en régimen monacal, encerrado con una guitarra. Hasta hace poco, su único contacto con el caos exterior se limitaba a su web. Desde ahí pilota su microcosmos de introspección, muestra sus dibujos -ha llegado a responder con ilustraciones a preguntas de los periodistas- y comparte canciones con un séquito cada vez más numeroso.

Dibujo Keaton Henson

The Diggers. © Keaton Henson

Dibujo Keaton Henson

Nosebleed. © Keaton Henson

 

Keaton Henson – Sweetheart, What Have You Done To Us. Subido por KeatonHensonVEVO

 

«Birthdays» es el segundo álbum de este chico triste y solitario que odia hablar de sí mismo y sufre ataques de pánico desde que era niño. Suponemos que el interés suscitado tras su debut con «Dear» le habrá ocasionado más horas de dolor que de alegría si, como él mismo confiesa, sigue componiendo sin ánimo de éxito. Nunca quiso que le escucharan. Henson tiene ese punto inconsciente y distorsionado que recuerda a Daniel Johnston, aunque su conexión musical esté más cerca de cantautores como Jeff Buckley o Elliott Smith.

 

Keaton Henson – Lying To You. Subido por KeatonHensonVEVO

 

Henson es austero, minimalista en las formas como una fotografía de Robert Adams. En «Birthdays» vuelve a darnos buenas muestras de su agonía privada mecida por las guitarras y la colaboración de Sune Rose Wagner, del dúo danés The Raveonettes. De no ser por su espesa barba, diría que Henson oculta el fantasma de Emily Dickinson, la voz suprema de la poesía americana del siglo XIX. La escritora que deslizó su alma por el mundo sin abandonar su retiro, sin dejar jamás la granja paterna en Amherst, Massachusetts, alcanzó así las más altas cotas de la creación literaria. Henson, no salgas de tu cuarto. Quédate ahí.

 

Retrato

© Keaton Henson

 

Bookmark and Share



5 Responses to “ALGUNAS COSAS BUENAS (3)”

  1. Fascinante, ¡qué buen artículo, Marta! Todo un descubrimiento, te escribo mientras escucho la música de Keaton Henson y ambos habéis convertido mi mañana en una inspiración, un viaje a la esencia pura del alma desnuda. Qué regalo, gracias.

  2. Un buen articulo y un gran trabajo el de este chico. Enhorabuena!

  3. Olga Baudilia Peralta dice:

    Qué bueno la música de Keaton Henson CON UN SENTIR Y UNA VIDA TAN PROPIA. GRACIAS

  4. Olga Baudilia Peralta dice:

    Estoy encantada con esta voces y música ,tanto la del chico triste y misterioso , pero con una voz de oro, y que seguir diciendo de Henson, una maravilla, , he pasado un bello momento

Deja un comentario