1 DE MAYO


ESPAÑA, ¿DE PUENTE O DE PUENTING?

 

Solo existen dos días en el año en los que no se puede hacer nada, uno se llama ayer y otro mañana.
Dalai Lama

 

 

1 de mayo, fiesta de los trabajadores

Collage sobre El Cuarto Estado de Giuseppe Pellizza da Volpedo, 1901.

 

Nos vamos de puenting

1 de mayo, día del trabajo. Si pensabas que España está de puente, mira alrededor y dime si lo que ves no es puenting más bien. Esa es la gracia. Llevamos años siendo empujados a ver quién se esclafa contra el suelo o quien vuela rasante sobre brotes verdes que ni pinchan ni cortan. Hoy celebramos un concepto desvirtuao por el camino como las procesiones encaperuzadas de hace cuatro días. Somos de expresar drama y echarnos una saeta. Eso mismo es coger el coche e irse de puente despreocupadamente. ¿O no?

 

Hay que actualizarse

Para hablar con propiedad, sugiero que lo llamemos por su nombre. Celebramos la fiesta del mini-job, la flexibiliparty. Tendríamos que estar en un flexibili-entierro del fexibili-trabajo como concepto. La fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial en España pincha en hueso porque se nos ha quedado muy antigua. De aquellas 8 horas que se reivindicaron originalmente la cosa quedó en el chasis. Lo decían esta mañana en la radio, cambian los paradigmas.

 

No somos serios

Que somos de celebrar. Más de la mitad de la juventud comiendo pipas en los parques a la que le esquilman el futuro. Los adultos aprovechables encajando horas aquí y allá jugando al tetris con las facturas o en viaje de estudios con 40 años. Pero nos tira la pandereta. Hoy celebramos que de tan flexibles que nos han hecho nos acabará llamando el Circo del Sol. Pasen y vean, un circo de país completo: con sus equilibristas, sus payasos y jefes de pista.

 

Principios tenemos

Hablaba con una amiga que es muy propia y me decía que hoy iba a aprovechar para dar una limpiada al piso alquilao para volverlo a colocar. Se había puesto ella al tajo porque le daba no se qué coger a alguien para hacerlo el día del trabajo. Nos salva que sabemos cómo deberían de ser las cosas. Pero no rematamos. Me levanté pensando lo ideal que hubiera sido hacer hoy una performance masiva, un salir a la calle y ponernos a trabajar alicatando el país, enderezando tanta esquina sin luz, encalando tanta trastienda nauseabunda. Bloqueando las puertas giratorias para que no vuelvan a entrar esos okupas de la esperanza.

.

24 horas non stop

Que sea. Que hoy sea un día que dure muchos meses para ver que es posible saltar por el aires las colas del paro y hacernos oír. Que no hemos olvidado cómo fueron ejecutados aquellos mártires de Chicago, que nos hemos hartado de caminar sobre un hilo. Nada de 24 horas festivas, celebremos que hoy nos plantamos, que no habrá mini job que 100 años dure ni marionetos que nos sigan chuleando.

.

Eso, que barbacoa en el jardín. Reflexionada pero celebrada. En nuestra mano está que haya grandes cosas por delante. Sí, ahí mismo, en la misma mano que ahora luce gamba descongelada en ristre a la que nos seguimos balanceando en la cuerda del puenting.

 

Bookmark and Share



2 Responses to “1 DE MAYO”

  1. País…
    Lo viejuno ya no afecta ni a lo viejuno: Ayer la prensa de ámbito nacional (caduca, gastada y en crisis) no destacó en portada nada sobre el 1º de Mayo.
    No obstante vemos como lo caduco no acaba de irse, mientras lo nuevo… “ande andara…” no acaba de instalarse.

    • Virginia dice:

      Los pueblos lejanos a París durante la Revolución francesa no sabían que las cabezas rodaban, pero rodaban y eso cambió el mundo. El movimiento nace, se desarrolla y no muere, se instala.
      Gracias por tu comentario.

Deja un comentario