CRISIS DEMENTE V



TRABAJAD, TRABAJAD, MALDITOS 4

 

crisis demente, marcos martino, opinion, crisis

 

“No hay mayor equivocación que consumir la mayor parte del tiempo de su vida en ganarse el sustento”,

Henry David Thoreau en «Una vida sin principios» (1863).

.

Su codicia es nuestra ruina

Estoy teniendo sentimientos encontrados, ¿sabes?. Cierta desazón al verme inmerso en un marasmo generalizado -la sumisión frente al abuso que se ha construido laboriosamente a lo largo de décadas a través de varios mecanismos de control social (la educación, los medios, el trabajo menguante en cantidad y calidad, etc.)- y, por otro lado, cierta esperanza al vislumbrar posibilidades de cambio. Tal vez hemos tocado fondo cavando nuestra propia tumba moral; los que nos dieron pico y pala creyeron que todo el monte era orégano, y no: hay roca madre bajo el suelo. No contaron los oligarcas con que, a pesar del intensivo lavado de cerebro al que nos someten para que nos dejemos saquear dócilmente, contamos con ciertos mecanismos psicológicos que nos mantienen conectados con lo esencial de la vida, aunque es cierto que consiguen debilitar la conexión hasta extremos patéticos.

.

crisis demente, marcos martino, opinion, crisis

http://medicoanimosico.blogspot.com.es/

.

“Una sociedad jerarquizada solo sería posible basándose en la pobreza y la ignorancia”,

George Orwell (1903-1950).

.

Separados de la comunidad

Estas sociedades de consumo creciente nos llevan a una deriva de desigualdad y malestar mediante un contexto saturado de señales que interfieren en una “brújula psicobiológica” que todos llevamos incorporada y que, en ausencia de perturbaciones “interesadas”, apunta a un norte adaptativo, es decir, en dirección a lo que necesitamos para sobrevivir como especie, a largo plazo, adaptándonos colectivamente a un medio complejo y cambiante. E insisto en “especie”, por oposición a “individuo”. Y, atentos a la última vuelta de tuerca de FAES, ¿qué es lo que NO quieren que hagamos, aparte de respirar, beber, comer y reproducirnos en un régimen de esclavismo encubierto?: ¡vincularnos y cooperar!. Los vínculos, las relaciones personales, intensas y extensas, son la base del tejido social imprescindible para desarrollar la estrategia que nos ha de salvar como especie: la cooperación. Un tejido social fuerte, con tiempo para reflexionar y cooperar tiende a la igualdad y, por tanto, a impedir que algunos, los más egoístas, acumulen muchos más recursos de los necesarios para vivir dignamente, en perjuicio de los demás. Pero, desde que nacemos, nos separan: en el parto, nos separan con la cuna, con la guardería, con el colegio, y después con un innecesario ritmo de trabajo, premeditadamente ineficiente. Y a la vuelta del colegio, o del trabajo, con la tele, que nos hace creer, además, que seremos felices comiendo bienes de consumo, no perdices. Nos separan de la comunidad. Por eso, a pesar de haber recursos suficientes en el planeta, crean las condiciones (crisis, paro, etc.) para dividirnos en una lucha extenuante por la supervivencia; para conseguir una sociedad fragmentada y aturdida. Nos presionan, nos dividen y, de momento, vencen.

 

crisis demente, marcos martino, opinion, crisis

 

“Como siempre, lo urgente se antepone a lo importante”,

Mafalda.

.

Ser mejores, ser mejores, ser mejores

Pastoreados por los fariseos de la Urgencia del Crecimiento Económico dejamos de lado la Importancia del Crecimiento Moral y participamos desde la infancia en una carrera por obtener las mejores notas, para tener el mejor trabajo y ser el mejor empleado produciendo más que nadie para consumir tanto o más que los demás. Pero ya no tendrás el mejor hospital cuando te dé un infarto; tendrás la mayor lista de espera cuando necesites una intervención quirúrgica. Y cuando temas por tu vida, se pondrá en marcha aquel mecanismo psicológico que te conecta con lo esencial de la vida, y empezarás a lamentar no haber hecho lo que realmente era importante.

 

crisis demente, marcos martino, opinion, crisis

.

“Sí, bueno, trabajar para ganarse la vida, claro. ¿Pero, por qué esa vida que uno se gana tiene que desperdiciarla en trabajar para ganarse la vida?”,

Miguelito (Mafalda)

,

¿Necesitas llevarte un “susto de muerte” (literal) para darte cuenta de que el tiempo de trabajo necesario para pagar una tele de plasma con más pulgadas que contenidos de interés, un crucero de lujo “low cost”, un todoterreno para callejear o una casa de la pradera de hormigón, es el tiempo que has dejado de estar con tu familia, tus amigos y tus pasiones?. Con un poco de suerte, no sé si buena o mala, te mueres sin susto, sacrificado, a mayor gloria del Producto Interior Bruto, en el altar de “Los Mercados”. ¿Acaso no matan a los caballos?.

 

crisis demente, paro, trabajo, marcos martino

 

PD: Como dije en las primeras líneas de la primera entrega de esta serie, en el contexto actual de estafa masiva y abuso institucional, no quiero frivolizar con este tema. Hoy día apenas hay margen para casi nadie para elegir trabajar menos ya que el plan, indisimulado, es que trabajemos más por menos, si es que encontramos trabajo. La cuestión es cooperar y conseguir cambiar las reglas del juego para que se den las condiciones por las que trabajando la mitad de una jornada legal se pueda tener un sueldo con el que tener una vida digna. Hay recursos para ello, pero se los están llevando.

Bookmark and Share



2 Responses to “CRISIS DEMENTE V”

  1. Magnifico, es la pura verdad. No he leido los anteriores, los voy a leer sin falta.Saludos y gracias por articulos tan valiosos y esclarecedores.

  2. Olga Baudilia Peralta dice:

    Se ha metido muy adentro, SER, para TENER más. así hemos entrado en la sociedad de consumo, Para consumir hay que tener dinero, entonces hay que trabajar, esforzarse, ser el mejor , hacer horas complementarias o prolongación de jornada para ganar más , porque los sueldos son cada vez menores con respecto al costo de las cosas, para el trabajador común ,no así para los que tienen el sartén por el mango, los políticos, los gobiernos

Deja un comentario