GALLERY AKARO


 

¿POR QUÉ? / WHY? (I/III)

 

gallery akaro, arte, art, comisariado, opinion, exposicion,

 

Estamos cansados de mirar siempre hacia el otro lado, de trabajar sin cobrar un duro y de malvivir con lo que ganamos de becarios, con un sueldo simbólico con el que apenas podemos pagar el alquiler. Lo que queremos es ser simplemente comisarios; trabajar y cobrar un sueldo digno por ello, nada más.

We are tired of looking always to the other side, of working without charging a penny and living badly with our salary of internships, a symbolic income which allows to barely pay the rent. We just want to be curators; we just want to work and receive a living wage for it, nothing more.

.

gallery akaro, arte, art, comisariado, opinion, exposicion,

Logo Room Art Fair

.

Las condiciones que presentaba la convocatoria de Proyectos Nuevos Comisarios (PNC) que se realiza en el marco de Room Art Fair -Madrid- traspasó ya nuestra tolerancia: ningún honorario ni para los comisarios ni para los artista participantes, ningún presupuesto para realizar el proyecto, ninguna posibilidad de poner en venta las obras de los artistas -no olvidemos que PNC se realiza dentro de una feria-, número limitado de artistas participantes en cada proyecto, y la lista seguía. Lo único que proporcionaba la convocatoria era un dormitorio, y la disponibilidad de dormir en él durante los tres días de la feria, en el que además había que estar metido 13 horas diarias presentando el proyecto a los visitantes. Y parece que todo es tan normal, tan lícito.

The conditions of Proyecto Nuevos Comisarios’ (PNC) open call, which is carried out in the framework of Room Art Fair -Madrid-, overstepped our tolerance: any fee neither for curators or the participant artist, no budget for the project, no chance to sell the artists’ work -can’t forget that PNC is performed within a fair-, limited number of artists for each project, and the list wasn’t over. The only thing that was provided by PNC was a bedroom, and the availability of sleeping in it during the three days of the show, in which also was mandatory to stay 13 hours per day, to explain the project to the visitors. And everything seems to be so normal, so fair.

.

gallery akaro, arte, art, comisariado, opinion, exposicion,

«Ácaro artístico». © Marcus Vinicius

.

Cuando pensamos en explotación laboral, las primeras imágenes que se nos vienen a la cabeza son las fábricas textiles o las explotaciones mineras de los territorios de África, Asia o Sudamérica. Sin embargo, no hay que ir tan lejos; sino, que alguien me explique por favor cómo se puede denominar a las condiciones que presentaba la convocatoria de PNC, en las que estabas obligado a pagar con tu propio dinero si querías presentar y realizar tu proyecto; si querías trabajar de comisario. Si esto no es explotación, si esto no es total precariedad, por favor que alguien nos lo explique, porque seguimos sin entenderlo; pues no nos engañemos, el ser comisario o artista, no es un simple hobby, no es jugar al parchís, ni ir de compras en tus ratos libres; se trata de ejercer una profesión, como lo ejerce un médico, profesor o albañil. Y según esta convocatoria, no sólo no se cobra ni un centavo por trabajar, sino que además, para poder hacerlo hay que pagar la totalidad del proyecto y todos los gastos derivados del propio bolsillo. PNC no presupuesta ni un céntimo. Nosotros seguimos sin entender cómo esto puede ser tan lícito y tan normal…

When we think of labor exploitation, the first images that spring to our mind are the textile factories or the mining lands of Africa, Asia or South America. However, it isn’t necessary to think on those far territories to perceive it; if not, please, we need someone to explain us how we should refer to the conditions presented by the open call of PNC, in which you were forced to pay with your own money if you wanted to present and carry out your project; if you wanted to work as a curator. If this isn’t exploitation, if this isn’t total precariousness, we need someone to explain us, since we don’t understand it. Because don’t fool yourself; being a curator or an artist, isn’t just a hobby, it isn’t playing Parcheesi or going shopping in your spare time; it’s a profession, like being a doctor, a teacher or a bricklayer. And according to this open call, not only you don’t receive a penny for the work, but even, for doing it, you have to pay the entire project and all the related costs from your own pocket. There is no budget from PNC, not even a penny. We still keep without understanding how it can be, so fair and so normal…

.

gallery akaro, arte, art, comisariado, opinion, exposicion,

Entrada de la página de Facebook de Gallery Akaro un mes antes de Room Art Fair

.

Así, después de leernos la convocatoria, vimos que teníamos sólo dos opciones viables: 1.- ignorar la convocatoria -lo que significaba que habría proyectos que se presentarían y seguramente no habría ningún tipo de presión para cambiar las condiciones respecto al año siguiente-, o 2.- intentar presentar un proyecto que de alguna manera pudiera saltar clandestinamente las reglas de la convocatoria reprobando dichas condiciones y presionar, para por lo menos vislumbrar la precariedad a la que nos condenaba y sacarla a debate. Ya que, aunque las condiciones específicas de esta convocatoria fueron para nosotros el límite, esta precariedad no solamente se ciñe a PNC, ni a los comisarios, sino que es aplicable casi a la totalidad del ámbito artístico, y es sufrida por diversos agentes.

So, after reading the open call, we believed that we only had a couple of feasible alternatives: 1. we could ignore the open call -which meant that, many projects would have been presented and most probably any pressure wouldn’t have been done to change the conditions regarding the next year-, or 2. we could try to present a project that could somehow stealthily skip the rules of the open call, reprobating the mentioned conditions and to pressure, for at least glimpse the precariousness that it condemned and bring it to debate. Because even though the specific conditions of this open call were for us the limit, this precariousness not only adheres to PNC, or the curators, but is applicable to almost all the artistic realm, and is suffered by different agents.

De esta manera, decidimos aportar nuestro grano de arena presentando un proyecto que de alguna forma pudiera dar otro paso más hacia el cambio; hacia los empleos, contratos y condiciones dignas en el arte. Pues estamos convencidos de que si queremos cambios, hay que luchar desde dentro por ellos, desde el interior del sistema, poco a poco, aunque cueste el doble llevarlos a cabo, para que así perduren y sean eficientes. Así, estamos convencidos que todo guiño, todo impulso o presión cuenta, para poco a poco, llegar hasta lo propuesto.

Thus, we decided to bring our bit, presenting a project that could somehow take another step toward the change; toward decent conditions, contracts and jobs in art. Because we are convinced that if we want changes, we must fight for them from within, from inside the system, slowly, even if it costs the double taking them out; so, they will last and be efficient. Hence, we believe that every wink, every impulse or pressure, counts to gradually reach the purpose.

.

Archivo histórico
http://issuu.com/danielsanmartin2/docs/archivo_historico

Catálogo
http://issuu.com/galleryakaro/docs/catalogo

Blog
https://galleryakaro.wordpress.com/

Facebook
https://www.facebook.com/pages/Gallery-Akaro/419564078183941

Convocatoria abierta
http://issuu.com/galleryakaro/docs/convocatoria_akaro

Bookmark and Share



6 Responses to “GALLERY AKARO”

  1. Esto es un clásico, nada nuevo bajo el sol.
    Lo único que puede cambiar esta tendencia es la unidad y la claridad de ideas de artistas, curadores…

    El señor de la imprenta lo tiene claro, la agencia de transporte, también, el fotógrafo, el diseñador de los catálogos idem…

    Al colectivo artístico en general nos falta un hervor, un poquito mas de unidad y un poquito menos de egoísmo.

    Los verdaderos cambios siempre se producen de abajo a arriba.

  2. Laura Vila dice:

    Está claro que el sector artístico en general es muy proclive a la precariedad, y está bien denunciarlo y tratar de hacer que las cosas cambien, pero me parece muy contradictorio ir a una feria y después quejarse de las condiciones, en la convocatoria de PNC no se engaña a nadie. Las malas prácticas llevadas a cabo por Hagocosas ya se llevan tiempo denunciando (hay más cosas además de cobrar por presentar tu trabajo…).
    Y aunque en un primer momento estas convocatorias, ferias o exposiciones parecen apoyar el arte joven y emergente, con rascar un poco ya se ve cual es el objetivo principal. Por lo que entiendo que personas que no están de acuerdo con estas malas prácticas terminen aceptándolas, pero hay que tener en cuenta que la forma de acabar con esto es no darles más bombo, acudiendo a la feria como expositor o como público se respalda este modelo. Todos estamos de acuerdo en que hay que respetar y valorar el trabajo de artistas, comisarios y demás agentes del sector artístico, pero hay que establecer líneas rojas de lo que es inaceptable y no traspasarlas, porque si lo hacemos lo que conseguimos es legitimar las malas prácticas.

    Os recomiendo estos articulos:
    http://semiramisenbabilonia.blogspot.com.es/2014/11/respetar-el-trabajo-de-los-demas.html
    http://zapatosrosas.com/2014/05/24/no-le-pidas-a-nadie-lo-que-no-quieres-para-ti/

  3. Virginia dice:

    Impresionantes los datos del doc. Jesús, gracias.

    La situación del sector es demoledora. En una sociedad en la que prima lo que genera riqueza económica, claramente el sector del Arte, trabaja en una clandestinidad de reconocimiento público y mucha llaga interna soportada por los artistas. Si le sumamos que el Arte es un motor fundamental de cambios sociales y quien maneja los euros no tiene el cambio entre sus intereses, los mitos hstóricamente perpetuados de los artistas bohemios e huidizos, la capacidad de resignación heredada, etc…. el menú del esperpento está servido.

    Como colectivo (IndieColors)estuvimos entre los fundadores de AMAVI en Madrid y con los años hemos visto cómo estas organizaciones acaban engullidas por el sistema y dedicadas a conseguir descuentos y otros, interesantes, pero que no van al problema de fondo, las reivindicaciones que verdaderamente pueden cambiar algo.

    En el caso que se trata en el post, el colectivo Hago Cosas, hemos colaborado con ellos porque son rara avis en el mercado del Arte en España. Un grupo de jóvenes emprendedores que apuestan por iniciativas interesantes y creativas con capital 100% suyo. Emprendedores del Arte en España, esta frase en sí ya tiene algo de chocante. Hemos hablado con ellos sobre estas situaciones que se denuncian en el post y siempre les hemos visto abiertos a colaborar con los artistas, a ver conjuntamente cómo despegar junt@s en este mercado desagradecido en lo económico pero han de ser l@s artistas quienes se unan para avanzar en el cambio.

    Se necesita.creatividad para llegar a la sociedad, unos planteamientos claros y unión en la defensa de la intangibilidad de lo que aporta el Arte. Quizá hay que mirar hacia el mundo del cine que ha participado a la sociedad de las situaciones que viven.

    Igual hay que tomar las calles, LA MAREA DEL ARTE, las marchas de la Dignidad del Arte, reclamar fiscalidad ad hoc para un sector que produce bienes tan sensibles, aprender a decir NO a seguir haciendo currículum con 40 años, a dejar de coger miguitas que prometen paraísos posteriores, a aclarar a quien tenga que hacerse, que en nuestro hambre mandamos nosotr@s para que así algún día cambie el tedio de aceptar la escala de grises como lugar en el mundo.

    Discriminación positiva para l@s artistas, ¿cómo suena? 😉

    • Felicidades Virginia por tu claridad de ideas y por saber-poder describir tan bien unas ideas sobre esto.
      El fenómeno del artista quejumbroso es exclusivo de este país. a mi entender y a estas alturas sobra este eterno discurso de la queja (no de la denuncia).
      Cuando habitas en el universo de la pena, te conviertes en el perfecto ciego, incapaz de ver la solución que patológicamente suele mostrarse frente a nuestras narices.

  4. Olga Baudilia Peralta dice:

    Me encantó la propuesta «ácaros» esos arácnidos microscopicos, que exiten y andan por ahí, Ante tanta desventura por el dinero y por las circunstancia generales. Al Arte le cuesta mucho más remontarse, son unos pocos los elegidos por el Poder que quita y distribuye a su parecer , Pues bien hay que tener paciencia y esperar , seguir produciendo, usar al máximo la creatividad , que en algún momento saldremos de lo micro, para entrar en lo macro
    Algo que me dio mucha gracia cuando vi el catálogo, con los dólares despedazados , cuando los de aqui , o sea yo , no veo un dolar desde hace tiempo , nuestra presidente puso lo que llamó»cepo al dólar» nadie puede comparar horadamente la moneda Estado Unidense

Responder a Juan Carlos Pareja